Áreas Pastorales

Cáritas Diocesana

CÁRITAS DIÓCESIS DE RAFAELA

¿Qué es Cáritas?

CARITAS es la Iglesia Católica que sale al encuentro de nuestros hermanos más pobres.

CARITAS es dar respuesta a una necesidad inmediata, en una determinada situación; los hambrientos saciados, los desnudos vestidos, los enfermos asistidos.

Si bien colabora con lo urgente, se preocupa por lo importante. Es decir, no perder de vista cual es la Misión: “animar, coordinar y organizar la caridad  en la comunidad cristiana y despertar lo que anida en cada corazón humano: el deseo de ayudar a otro”

De nuestra Fe en Cristo brota también la solidaridad como actitud permanente de encuentro, hermandad y servicio que se ha de manifestar en gestos y opciones visibles, el amor preferente de Jesús por los pobres, alentando y encausando este amor en la comunidad. El Icono que intentamos reflejar es el del Buen Samaritano (Lucas 10).

 

 

¿Quiénes integran Cáritas?

Todos estamos llamados a vivir la caridad, como así también a celebrar nuestra fe en la liturgia y conocer más a Jesús en la catequesis. En cada Parroquia, un grupo de personas se dedica especialmente a organizar y animar la caridad. Son agentes de la pastoral caritativa que dedican su tiempo, están atentos a las necesidades más urgentes,  buscan promover la realidad de las familias y transformarlas con la ayuda de Jesús el único capaz de devolverles la dignidad de hijos de Dios.

 

¿Qué tareas realizan?

Buscando la verdadera dignificación del hombre, Cáritas se centra en tres momentos claves para llevar adelante su misión:

Asistencia: es la respuesta inmediata a una necesidad concreta: alimento, vestimenta, escucha.

Promoción: son las acciones que lleva adelante el equipo de Cáritas con distintos grupos donde comparten necesidades y encuentran juntos soluciones: generación de pequeñas iniciativas, actividades recreativas y proyectos.

Caridad transformadora: son las actividades que permiten que “los pobres puedan ayudar a otros”. La animación de la caridad transformadora, impulsa a la reflexión y la formación de la conciencia social.

La asistencia, la promoción y la caridad transformadora nunca se oponen entre sí, sino que son momentos distintos de un mismo camino, que conduce a la liberación cristiana y a la construcción de la civilización del amor.

 

Actualmente en nuestra Diócesis se están realizando tanto tareas de asistencia como de promoción y se busca desde las instancias formativas y encuentro entre los equipos de Cáritas Parroquiales, una mirada transformadora de la realidad.

 

 

¿Cómo se organiza?

Cáritas Parroquiales

Cada Parroquia, se organiza y anima la caridad a través de un equipo o comisión de Cáritas. Son personas voluntarias que dedican su tiempo y esfuerzo para vivir y transmitir el amor de Dios expresado en obras.

Su acción llega de manera directa a las familias más pobres de cada comunidad.

Su responsable es el Párroco del lugar.

 

Cáritas Diocesana

El responsable de esta instancia es el Obispo diocesano, llamado presidente, que oportunamente delega su responsabilidad en algún sacerdote, llamado vice-presidente. En la coordinación de la misma hay un laico o consagrado que hace las veces de director o vicedirector.

Cáritas Diocesana anima, articula y coordina la tarea de las Cáritas parroquiales. Está atenta a sus necesidades y procesos para  acompañar el caminar hacia una caridad transformadora. Propone espacios de intercambio, crecimiento y formación de los agentes de la caridad.

Está en contacto con lo que pasa en la Región, en el país y en el mundo, para organizar y coordinar la ayuda en situaciones de emergencia.

La disposición geográfica de la Diócesis de Rafaela, abarca los departamentos 9 de Julio, San Cristóbal y Castellanos.

La sede de Cáritas Diocesana se encuentra en el Barrio 9 de Julio, en Rosario 319 (esquina Bolívar).

 

 

Cáritas Nacional

Anima y apoya la acción de las Cáritas diocesanas articulando y coordinando recursos, programas y esfuerzos mediante el acompañamiento, la asistencia técnica, la capacitación y el monitoreo de sus equipos de trabajo. Su tarea es subsidiaria a lo que se hace en cada diócesis.

¿Cómo se obtienen los recursos?

 

El Gesto Solidario de Cuaresma y la Colecta anual del mes de junio son los 2 momentos fuertes en  el que Cáritas, por un lado presente el gran desafío de la solidaridad a la comunidad en general, y por otro, obtiene recursos para llevar adelante proyectos  de promoción, capacitación y asistencia. Son un modo concreto de vivir la caridad.

 

-                     El Gesto Solidario de Cuaresma, se realiza durante los 40 días antes de la Pascua a través de alcancías o sobres que se reparten en cada Parroquia para depositar allí los las privaciones cuaresmales y son entregados en la Misa del Jueves Santo. El dinero, fruto de las privaciones personales del tiempo Cuaresmal en favor de otros que pasan necesidad, es repartido proporcionalmente entre Cáritas Diocesana y Cáritas Parroquial para solventar proyectos de asistencia y promoción. Es decir que el dinero vuelve a la comunidad en los proyectos que cada Cáritas realiza.

 

-                     La Colecta Anual de Cáritas se realiza en todo el país, el segundo fin de semana de junio y lo recaudado recibe tres destinos: Cáritas Parroquial, Cáritas Diocesana y Cáritas Nacional. Por lo tanto, el aporte solidario de cada persona es para los miembros de la propia comunidad, los hermanos de toda la diócesis y también para los proyectos o programas que Cáritas realiza en los distintos lugares del país.

 

Ambas colectas, son una propuesta para generar el compromiso y el deseo de transformar la realidad para que nuestros hermanos tengan las mismas posibilidades,  construir una sociedad mas justa, equitativa y comprometida por el bien común.

 

Formas de colaborar

-                     En personas, acercándose a cada parroquia y ofreciéndose a colaborar en cáritas.

-                     En recursos, colaborando especialmente en las dos colectas que ya mencionamos, o bien haciendo donaciones en dinero a la sede de Cáritas o bien depositando a la siguiente cuenta bancaria:

Banco Macro S.A. Cuenta Corriente Nº:3-372-0940566436-9. A nombre de Obispado de Rafaela. Nº CBU 2850372-9  3009405664369-1